Rincón Vegano: Seitan relleno para la cena navideña vegano

By 20:42:00 , ,

… y los animales quedan fuera de mi plato.
¡Hola a todos! Ya estáaa, va terminando el año, época de balances, sidra, muchas reuniones onda apocalipsis como si no hubiera nada después de fin de año, comida, más sidra y brindis, buenos deseos, ganas de vacaciones, regalos, pan dulce ooh pan dulce.
Quiero decirles que la cena de fin de año o navidad para mí es súper importante, porque es la prueba más grande que uno puede comer riquísimo y sin animales en el menú, nada más gratificante que cuando los demás picotean del plato de uno sin saber incluso qué están comiendo pero dicen “ché qué bueno, ¿y esto qué es?”. Así que, mis queridos vegs, para vuestros menús de fin de año o navidad: esmérense.
Hoy les traaemos… tambores… ¡seitan relleno! El seitan es la famosa carne vegetal, hecho a base de gluten de trigo. Hay muchísimas formas de prepararlo, diría que tantas como veganos y vegetarianos hay. Busquen recetas en internet, practiquen, no se aburran, agárrenle la mano a las preparaciones clásicas hasta que encuentren una manera que digan “ésta es la mía, con ésta conquisto al mundo”.
Este es el seitan de mi amor. El más rico del mundo. Probé seitanes, pero como éste no. Él es el master of seitan.
Vamos a nuestra preparación:
Para el seitan necesitamos: harina de gluten (cuatro tazas), harina común tipo 4 ceros (dos tazas), soja texturizada (dos tazas), un puñado o dos de pan rallado, medio vaso de vino tinto, dos tazas de salsa de soja, tres tazas de agua, y condimentos: un chorrito de humo líquido, chimichurri (seco), ají, pimentón, ajo en polvo, caldo sabor carne, condimento para chorizos (los venden en los mercados, es una mezcla de especias, da un sabor increíble). Para el relleno: tres cuartos de taza de harina de arroz, un puñado generoso de perejil fresco picado, cuatro dientes de ajo pequeños o dos grandes, un cuarto de taza de agua, zanahorias, champignones, pimiento morrón, lo que les guste.
Primero preparamos la “pastita” del relleno, así lo dejamos reposar un rato. Mixeamos en la minipimer la harina de arroz, el perejil y el ajo hasta q tenga consistencia de crema, no líquida. Lo separamos y dejamos reposar mientras vamos cortando la zanahoria y morrón en julianas y los champignones fileteados. Ahora vamos al seitan: como dije, hay muchos modos de prepararlo. A mí no me gusta que quede chicloso (que es la tendencia del gluten), así queda bien firme. Con estas proporciones, alcanza para uno relleno, y uno medianito para dejar sin relleno, freezado y hacerlo bifecitos. ¡Porque ya que cocinamos, aprovechemos la ocasión, hagamos de más!
Ponemos la soja texturizada (se consigue en cualquier dietética, es barata y bien rendidora) en cualquier recipiente (de plástico mejor) y la hidratamos con agua caliente, hasta cubrirla. La dejamos unos minutos hasta que absorba bien, y luego escurrimos el excedente. Tiene que estar tierna. Mezclamos las harinas con los condimentos secos. Le agregamos la soja hidratada y volvemos a mezclar. Agregamos los ingredientes líquidos, de a poco (el orden es indistinto). Empezamos a amasar todo. Una vez que esté semi-firme, le agregamos el humo líquido y un chorrito de aceite. Seguimos amasando y dejamos reposar la masa unos 15 min. Si luego de ese tiempo, la masa sigue blanda, le agregamos pan rallado hasta que quede firme sin pegarse a los dedos. No tiene nunca que pegotearse, si lo hace, le agregamos pan rallado, o un poquito más de gluten.
Tomamos más de la mitad de la masa, y la estiramos con el palo de amasar, como si fuera una masa de pizza, no muy gruesa ni muy fina (¡ajá!). Sobre la masa estirada, ponemos la pasta de harina y perejil que dejamos reposando al principio. Arriba, distribuimos las verduritas cortadas finitas, como si fueran para fajitas. A esto tenemos que enrollarlo como un matamble, bien firme, y una vez hecho un rollo, cerrarlo con papel film, varias vueltas así queda bien contenida la preparación y nos aseguramos que no se desarme. Al trozo de masa que quedó sin rellenar, lo amasamos tipo chorizo, y lo envolvemos de la misma manera, con el papel film; quedará igual pero sin el relleno.
Ahora, a cocinar: los matambres tienen que ir a la olla con agua hirviendo, o a la vaporera, por una hora aproximadamente. Luego, tienen que enfriar bien. (No le saquen el papel film apenas salen de la cocción porque se van a quemar con el vapor, dejen que enfríe!) Una vez fríos los matambres, podemos: cortarlos en rodajas y dorarlas en plancha con un poquito de aceite antes de servirlas, congelarlas directamente para tenerlas listas para comer (también, antes de servir, cocinarlas vuelta y vuelta en plancha bifera); también se puede enrollar todo el matambre en una tapa de tarta, llevarlo al horno hasta que la masa esté cocinada, y después cortarlo en rodajas y dorarlas a la plancha.
El seitan sin relleno sirve para bifecitos, milanesas, en tiritas para fajitas. Siempre, dorar en plancha antes de servir.
Una buena ensalada rusa, y todos nos van a picotear del plato, ¡que es el efecto que buscamos! Brinden mucho, sean felices, coman rico, vivan y dejen vivir. ¡Hasta la próxima!

Lili S.-

Cosas que también te pueden interesar

0 comentarios